· Texto: | Fotos: Vicente Vega

En este pueblo, el tren es tan importante que en muchos mapas, libros y enciclopedias, lo llaman directamente Estación Jáuregui. Desde que José María donó tierras -y apellido- para construirla, quedó como un punto de referencia en la zona. Actualmente, esta localidad está dividida por el río Luján. Y para los locales, la parte sur es Jáuregui, y la norte, Pueblo Nuevo. El censo del 2010 no arrojó cifras precisas sobre la población y tampoco hay estudios que indiquen la extensión de la superficie. “Es una estadística complicada. Los registros sólo toman en cuenta la parte urbana. Por ahí se podría sacar un cálculo de metros cuadrados de la zona de casas, no la rural. Nuestro pueblo no tiene límites porque no existe como tal. El último censo nos pone como conurbanización de Luján”, explica Claudio Tuis, docente e historiador que hace las visitas guiadas en el único museo de Jáuregui y que es el que más ha investigado las raíces de la localidad. La cuestión es que hay que ir hasta 2001 para encontrar el último número oficial de la cantidad de habitantes: 8705.

Llegar en auto es muy fácil. Si uno viaja desde Capital Federal, debe salir por Acceso Oeste, y ahí tiene dos alternativas: a la altura de Luján, tomar la ruta 5 hasta el kilómetro 80, o continuar por la ruta nacional 7 y entrar por Cortínez. También hay acceso por la ruta provincial 192. Para los que vayan en colectivo, tendrán que hacer una combinación. Desde Plaza Italia, sale el 57 que termina en Luján, donde hay dos opciones: un taxi (unos 50 pesos) o tomar La Flor de Luján, un expreso que va hasta Mercedes y tiene parada en Jáuregui (para más información comunicarse con la terminal de Luján al 02323 42-0044). Y, por último, el tren: la línea Sarmiento tiene servicio hasta Moreno y, allí, hay que hacer combinación con el que va a Mercedes. Hay que tener cuidado con los horarios, no son tan frecuentes. En total, es un viaje de poco más de dos horas.

 

 

Jáuregui no está preparado para el turismo tradicional. Mejor: los que buscan alejarse de las grandes ciudades y disfrutar de un rato de tranquilidad, van a encontrar muchos árboles y espacio verde para leer, tomar mates o comer algo, sin que nadie moleste. Y hasta se ven pocos autos, la mayoría opta por la bicicleta.

Pero no todo es estar panza para arriba. Los inquietos pueden recorrer el museo de la antigua fábrica algodonera de Flandria, la mansión en la que supo vivir Julio Steverlynck con su esposa y quince hijos, el Círculo Criollo Martín Fierro y su museo gaucho, ir a ver un partido de fútbol del equipo local, o visitar el club El Timón, famoso por sus atletas olímpicos y por sus actividades originales.

 

Algunas fechas a tener en cuenta

.Marzo: Noche mágica en El Timón. Es una regata a la luz de la luna. Las actividades previstas son: visita a la isla, con brindis y sorpresa, y cena show. Hay que reservar con anticipación.

.Mayo: Aniversario de la estación de tren. El pueblo sale a las calles a celebrar: desfiles, shows, gastronomía y muestras de todo tipo.

.Octubre: Carrera de autitos a piolín. Chicos de entre 5 y 14 años fabrican sus propios autitos y salen a correr por las calles de Jáuregui.

.Noviembre: En este mes, el Círculo Criollo Martín Fierro suele organizar las jineteadas más grandes del año. En el club El Timón se juega a buscar "Dónde caga la vaca".

 

El gran festejo por los 130 años

El viernes 2 de mayo de 2014, Jáuregui celebró sus 130 años y el pueblo fue una fiesta. Hubo recitales, homenajes, feria gastronómica, desfiles y hasta el intendente de Luján, Oscar Luciani, inauguró una placa en el monumento de José María Jáuregui. estuvo en la celebración y armó esta fotogalería.